1 ago. 2010

OLORES

OLORES…

Me levanto a las 9, desayuno y me dirijo hacia el baño, medio adormilada me meto en la ducha para despejarme, abro el grifo y dejo que el agua se deslice por mi cuerpo, cojo el champú para el pelo, (huele a almendras), me enjabono la cabeza un par de veces y me aclaro, me pongo una mascarilla, (huele como a frutas), me la dejo un rato para que haga su efecto, y mientras, cubro la esponja de gel, (huele a te verde), me enjabono el cuerpo, y después me aclaro con abundante agua.

Salgo de la ducha, me seco y empiezo a impregnarme por todo el cuerpo un aceite para pieles secas, (huele bien, pero no se definir el olor), después me unto por el abdomen y los muslos una crema reductora, (esto ya no huele tan bien, es un olor sintético), no sé ni que lleva pero mi cuerpo absorbe rápidamente ese potingue, me pongo la ropa interior y sigo con mi ritual, me lavo los dientes, (el dentífrico huele a menta), me pongo una crema facial para pieles mixtas hecha con caviar y perlas… al menos eso pone en el recipiente, (huele a crema), no tiene un olor concreto, pero sabe fatal, a veces la crema me toca los labios y noto su sabor, después de esto, me pongo otra crema para las manos que contiene aloe vera, (tiene un olor suave), es bastante pringosa, pero me va bien para hidratarlas, me peino y me seco parte de el pelo, a veces, también me aplico un producto para que el pelo quede más liso… (Huele a cítricos).

Sigo con mi ritual personal de acicalamiento, le llega el turno al desodorante, es en espray, me pongo una buena cantidad, huele a algo parecido a flores y dura 24 horas, (cosa que no es verdad, y menos en verano) con lo cual siempre llevo en el bolso otro de roll-on con olor a no sé qué por si acaso me abandona el primero.

Me dirijo a mi habitación y me preparo la ropa, una camiseta negra y una minifalda tejana, mi ropa huele bien, utilizo un detergente que huele a jabón de marsella, y un suavizante que huele a brisa marina, y plancho la ropa utilizando agua destilada con olor a coco.

Me visto y voy otra vez al baño, me pongo maquillaje, (otro olor sintético), me maquillo los ojos, me pinto los labios, (el brillo para los labios huele a fresas), me miro en el espejo y me veo bien y me siento limpia, cosa muy rara con todo lo que me he echado…

Y para rematar la faena cojo mi perfume favorito y me pongo por el cuello muñecas y ropa, hhhmmm ahora sí que huelo bien!!! a frutas del bosque!!!

Fin


Nota de la autora:
Me hace gracia los rituales que seguimos, tanto hombres como mujeres, para oler y sentirnos bien, pero no pensamos en la cantidad de productos que utilizamos diariamente y que mezclamos entre ellos en nuestro propio cuerpo sin saber qué consecuencias puede tener. Una de ellas es la de perder nuestro propio olor natural. En teoría todos los productos están testados dermatológicamente por separado, pero, ¿han testado los productos mezclados entre sí dermatológicamente? La verdad es que no tengo ni idea. Es una pequeña crítica personal, por los millones de olores sintéticos que utilizamos diariamente.

A.Abril

5 comentarios:

  1. Jo nomes tinc una crema corporal i una de mans, que faig? en tiro una? juer anita acabes de crearme un dilema jejeje

    ResponderEliminar
  2. Aaaa una cosa, jo no crec que tu facis tot aixo, ets mes natural

    ResponderEliminar
  3. jajajjaj de eso de trata que pensemossssss!!!! Y no, soy incapaz de echarme tantas cosas!! no tengo tiempo!!! ajjajajaja besicossss

    ResponderEliminar
  4. Me gusta este tambien...
    Noe.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Noeeeee, un besote bien grandeeee guapa!!!
    muackssssss

    ResponderEliminar