15 ene. 2012

¿Y por qué todos los días no pueden ser una fiesta?





Pues porque entonces seríamos unos gatunos!!!


Después de la locura de El Gat Vermell que me trae un poquito de "culín" parece que poco a poco vuelven las aguas a su cauce, aún así ando a tope de trabajo, estoy intentando atar cabos sueltos y compaginar todo de una manera un poco más organizada (uuuffff no me lo creo ni yo) al menos voy a intentarlo.

La verdad es que no me imaginaba que El Gat Vermell tuviera tanto éxito ya que se empezó de una manera un poco discreta y sin dar mucho bombo al asunto para ir cuadrando cosas poco a poco... pero me pillo el toro literalmente!! Y no he tenido más remedio que ponerme las pilas y dedicarme 100x100 a este proyecto.

Peroooooooooo poco a poco se van solucionando problemillas, se va estructurando todo y colocando cada cosa en su sitio, vamos que empiezo a disponer de un poquito más de tiempo, pero en vez relajarme un poco, (que cosa más aburrida eso de relajarse) que falta me hace voy yo y me meto en otro proyecto!!! (este también anda limándose).

Así que entre medio y medio intentaré ir actualizando el blog. Y a dios pongo por testigo que nunca más diré hago esto o hago lo otro, como "cada lunes actualizaré", o "en la próxima entrada os contaré eso o aquello", solo falta decirlo para no poder hacerlo, y a mi se me dá de fabula hacer lo contrario de lo que digo.

Bueno un abrazote a todos y seguimos siempre adelante!!!

Anita

4 comentarios:

  1. Tu tranquila, que el trabajo es salud, jajajaja...
    Venga que puedes con todo!
    Menudas fotos cielo!
    Besos artistaza!

    ResponderEliminar
  2. otro proyecto?? estas que no paras. estaremos al loro... ;)

    ResponderEliminar